Desvaríos

Eso es todo

Día quién sabe cuál de la cuarentena y aquí estamos todos, esperando, deseando que el tiempo corra más rápido y que nos traiga de vuelta eso que ya no está. No dejamos de anhelar que todo vuelva a ser como ya dejó de serlo.

Parece que hoy con lo que está pasando, muchos (si no es que todos) sentimos un hueco. Un hueco que llevamos aquí adentro.

Pero, ¿quién hizo ese hueco? ¿qué forma tiene? ¿de qué esta hecho?

¿Le falta algo?

No sé. Es un hueco. ¿Ya lo sentiste?

Siéntelo. Se siente negro.

¿Ya lo viste? Es negro.

Y es grande. Llega tan lejos como su adentro se lo permite.

Es infinito.

Fíjate bien, ven a verlo conmigo.

Parece tener forma de nosotros.

¿Viste las huellas?

Sí, también son nuestras.

Está hecho de ideas, de muchos pensamientos.

¡Mira! se le escapó una.

Escucha, habló en voz alta.

Que él también nos extraña.

Que le hacemos mucha falta.

Pero no sólo nosotros. Hay algo más que necesita.

Mi hueco me extraña a mí, pero no exactamente al de hace unos meses. No extraña a ese que era yo ni lo que hacía. Tampoco extraña esta extraña versión mía que hoy hace frente a la incertidumbre dejando que sus olas lo arrastren a la siguiente isla en esta historia.

Ese cabrón extraña otra versión de mí. Una que no existe.

Nunca ha existido.

Sólo en mis ideas. En mis pensamientos.

Bueno, no sé si en las mías. En las del hueco sí.

Pero es mi hueco y está dentro de mí, entonces legal, geográfica y geométricamente también son mis ideas. Carajo.

Mi hueco extraña a ese clon que llevo toda la vida creando y (según yo) afinando en mi imaginación. Esa versión alterna que mágicamente logró encontrar afuera de mí todos las piezas que mi hueco siente que le faltan.

Esa que antes quise tanto y que nunca podré ser.

Esa que ya no extraño.

Porque no me fijo en lo que creo que me hace falta, porque no me hace.

Hoy me fijo en lo que no me falta.

En lo que sí tengo.

En lo que me hace.

En lo que soy.

En lo que doy.

En hoy.

Eso es todo.

2 pensamientos sobre “Eso es todo”

  1. Mayra Plascencia L dice:

    Nostalgia paralizante le llamamos en psicología.

    1. morado dice:

      Mayra, gracias por tu comentario 🙂

Responder a Mayra Plascencia L

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *