Testimonios

Hoy ratifico

C. JUEZ CUADRAGÉSIMO SEGUNDO DE LO FAMILIAR
PRESENTE

En mi carácter de demandado, por mi propio derecho y con mis múltiples personalidades debidamente acreditadas, comparezco con el debido respeto hoy ante Usted para entregar firmado el escrito de contestación de demanda para el que fui citado el día de hoy.

Deseo además ratificar ante la parte demandante lo siguiente:

Que el 26 siempre será un número feliz,
Que las manzanas nunca dejarán de saber dulces,
Que la forma geométrica más tierna será siempre la Bola,
Que extraño de su boca hasta el más simple “Hola”,
Que a su lado me hice hombre y nunca dejé de ser niño,
Ese que la invitó a jugar por todo el mundo.
Que la culpa no es de nadie,
Que nos inscribimos a la maratón con las piernas rotas,
Que me gustaría haberlo sabido antes,
Que los dos lo hicimos lo mejor que pudimos,
Que me gustaría haber tomado mejores decisiones,
Que las peores te acortan el para siempre,
Que se quedó una parte de mí que nadie más tiene,
Que espero cuide y atesore como yo hago con la que me quedé de ella,
Que todos los días le recuerdo y sin control sonrío,
Que le deseo que sea inmensamente feliz,
Que realice todos sus sueños pendientes,
Que no permita que nada ni nadie la limiten,
Que no olvide que ya renació en vida,
Que siga creciendo, que crea de nuevo en el amor y que cree nueva vida,
Y que sin importar el “Vs” entre su nombre y el mío,
Seré siempre su aliado, jamás su contricante.

En tiempo y forma, hoy ratifico ante usted Señor Juez,
Que no pude elegir mejor mujer para casarme,
Que la amé y amaré para siempre,
Y así es como merece firmarse este expediente.

PROTESTO LO NECESARIO
Ciudad de México, a 3 de febrero de 2017
Jesús Mora.

Ideas

Amor a cucharadas

Tan grande es mi deseo de congelar este momento
Que hoy seré Grenouille y atraparé tu esencia
De ese frasco haré cientos de litros de helado
Y así te como a besos cuando me gane la tristeza.

Ideas

El Mar

Sospecho que en el mar la vida es más sabrosa porque el mar no tiene expectativas, simplemente es:

El mar se deja fluir,
El mar besa a la arena,
El mar abraza a quienes en él viven
Y se regala a quienes de él viven.

Cada día quiero ser más como el mar.

Y sé que un día, cuando ya no haya más días, seré mar.