Testimonios

🎹 My Love 🍎

“And when I go away
I know my heart can stay with my love
It’s understood
It’s in the hands of my love
And my love does it good

Don’t ever ask me why
I never say goodbye to my love
It’s understood
It’s everywhere with my love
And my love does it good”

“My Love,” Paul McCartney

Tenía varios años sin escuchar esta canción tan especial para mí y hoy la reproducción aleatoria de Spotify me la trajo de vuelta sin siquiera decirme “ahí va el agua”.

Todos tenemos un puñado de canciones en las que quedaron atrapadas para siempre distintas etapas de nuestras vidas y que por más que uno deje de cantarlas, tocarlas o dedicarlas, estas nunca perderán su significado, así como uno nunca pierde su esencia con el paso de los años.

Qué bonito es reencontrártelas así de la nada, como cuando reconoces a un viejo amigo caminando por ahí y corres a saludarlo y resulta que él también te reconoce perfecto y se alegra tanto como tú de la fortuita coincidencia.

Qué bonito es hacer de estas canciones un Delorean, montarte en ellas para viajar en el tiempo y de pronto estar de nuevo ahí abrazando todo eso que fuimos y a esos con los que fuimos, así sea solamente por un instante que caduca tras 4 minutos y 8 segundos, pero durante los cuales sientes que rozas la eternidad.

Qué bonito se siente abrazar a ese viejo amigo de una vida atrás, recordar juntos un algo de ese tanto que compartieron y tras las sonrisas, los suspiros y los ¿te acuerdas?, entender que llegó el momento de despedirse y seguir, de tomar de nuevo el rumbo que ahora llevas sin saber cuándo volverás a encontrarlo, ahora mientras cargas gasolina, en el cine o mientras esperas el metrobus. O si tal vez esta haya sido la última vez que cruzaron caminos.

Pero es entonces que tras esa última nota, la reproducción aleatoria regresa y te sorprende con una canción que nunca antes habías escuchado, porque para eso está hecho y porque también un poco de eso va la vida: de la emoción de descubrir esa nueva canción que con su letra o sus acordes te toque muy adentro, que se quede contigo para que la cantes muchas veces, y si tú tienes suerte y la canción también, esta sea la que atrape para siempre esta etapa de tu vida.

Desvaríos

¿Alguien sabe?

Anoche después del partido de las Chivas no cambié el canal y por ello me topé accidentalmente con una pelea de box entre mujeres. No sé ustedes, pero a mí me incomoda mucho ver a dos mujeres agarrándose a golpes, y no es algo que provenga de mi mente y de la serie de creencias que en ella viven, simplemente es algo que siento en el cuerpo. Mientras trataba de encontrarle el gusto (sin éxito, como ha pasado con muchas de las cosas que intento últimamente), me puse a pensar tontería y media, entre ellas cuestionarme si sentir eso me convertía automáticamente en un tipo machista o chance hasta feminista (ya sé, pinches redes sociales cuánto daño nos han hecho), si era insensible ver a dos seres humanos madréandose y disfrutarlo o intentar divertirme con semejante espectáculo, o si soy todavía tengo salvación porque algo dentro de mí no lo disfrutaba del todo…

Afortunadamente acabó el primer round y antes de ponerme a analizar si entonces para ser parejos tocaba que un musculoso hombre en tanga saliera a anunciar el siguiente round con un cartón con un 2 pintadote, le hice caso al comercial de la cerveza y fui al refri a abrirme una.

No sé por qué les cuento todo esto, supongo que más bien es cuestión de que me entretuve lo suficiente con mi cerveza y pidiendo una gringa de cenar como para tener que venir a preguntarles, ¿alguien sabe quién ganó?

Testimonios

Hoy ratifico

C. JUEZ CUADRAGÉSIMO SEGUNDO DE LO FAMILIAR
PRESENTE

En mi carácter de demandado, por mi propio derecho y con mis múltiples personalidades debidamente acreditadas, comparezco con el debido respeto hoy ante Usted para entregar firmado el escrito de contestación de demanda para el que fui citado el día de hoy.

Deseo además ratificar ante la parte demandante lo siguiente:

Que el 26 siempre será un número feliz,
Que las manzanas nunca dejarán de saber dulces,
Que la forma geométrica más tierna será siempre la Bola,
Que extraño de su boca hasta el más simple “Hola”,
Que a su lado me hice hombre y nunca dejé de ser niño,
Ese que la invitó a jugar por todo el mundo.
Que la culpa no es de nadie,
Que nos inscribimos a la maratón con las piernas rotas,
Que me gustaría haberlo sabido antes,
Que los dos lo hicimos lo mejor que pudimos,
Que me gustaría haber tomado mejores decisiones,
Que las peores te acortan el para siempre,
Que se quedó una parte de mí que nadie más tiene,
Que espero cuide y atesore como yo hago con la que me quedé de ella,
Que todos los días le recuerdo y sin control sonrío,
Que le deseo que sea inmensamente feliz,
Que realice todos sus sueños pendientes,
Que no permita que nada ni nadie la limiten,
Que no olvide que ya renació en vida,
Que siga creciendo, que crea de nuevo en el amor y que cree nueva vida,
Y que sin importar el “Vs” entre su nombre y el mío,
Seré siempre su aliado, jamás su contricante.

En tiempo y forma, hoy ratifico ante usted Señor Juez,
Que no pude elegir mejor mujer para casarme,
Que la amé y amaré para siempre,
Y así es como merece firmarse este expediente.

PROTESTO LO NECESARIO
Ciudad de México, a 3 de febrero de 2017
Jesús Mora.

Desvaríos

Amor a cucharadas

Tan grande mi deseo de congelar este momento
que hoy seré Grenouille y atraparé tu esencia
de un frasco haré cientos de litros de helado
para comerte a besos cuando me gane la tristeza.

Desvaríos

El Mar

Sospecho que en el mar la vida es más sabrosa porque el mar no espera nada, sólo es:

El mar fluye,
El mar besa a la arena,
El mar abraza a los peces que tiene
Y se regala a quienes lo tienen.

Busco ser el mar.

Y sé que un día, cuando ya no haya más, seré mar.